Las claves para aprender cómo fortalecer el suelo pélvico

Las claves para aprender cómo fortalecer el suelo pélvico

El suelo pélvico, una parte de nuestro cuerpo tan desconocida para muchos, pero cuyo cuidado resulta muy importante. Nuestra sociedad está concienciada en ir al gimnasio o salir a hacer deporte para fortalecer los músculos que se ven, los de los brazos o las piernas, ¿pero cómo fortalecer el suelo pélvico?

En la base de la pelvis se encuentran todos los músculos y ligamentos antigravitatorios encajados dentro del sistema core, es decir, aquellos músculos que cierran nuestro tronco: el abdomen, el diafragma, los oblicuos, la musculatura lumbar y el suelo pélvico. Es relevante saber cómo fortalecer el suelo pélvico, ya que este es el encargado de sostener el aparato digestivo, urinario y reproductor.

¿Cómo detectar que tenemos debilitado el suelo pélvico?

Si no fortalecemos el suelo pélvico podemos llegar a contraer problemas que no deberán normalizar, sino que habrá que poner en manos de especialistas urgentemente para evitar que estos se agravasen.

Es el caso de padecer prolapsos (caída de órganos intraabdominales), dolores lumbares, disfunciones sexuales (no sentir orgasmos o sufrir dolores en las relaciones) e incontinencia urinaria (ya sea leve o abundante). Muchas personas no son conscientes de la importancia de fortalecer el suelo pélvico y que este debilitamiento podría originar que, por ejemplo, al reírnos, toser o estornudar se nos escapase un poco de orina.

Analizamos las causas

Existen múltiples factores que pueden llegar a afectar al correcto cuidado de nuestro suelo pélvico, como el embarazo, el parto, el posparto o la menopausia (con la caída de estrógenos). Estos lo dañan y generan atrofia y sequedad vaginal.

También hay que tener en cuenta el estreñimiento crónico, ya que cada una de las defecaciones con excesiva fuerza que realicemos se corresponderá con un microparto para el suelo pélvico. Por todo ello, no hay mejor forma de fortalecer el suelo pélvico que la hidratación constante como método de prevención ante el estreñimiento.

Otro caso peculiar son los deportes de alto impacto, como el voleibol o el running. Suelen general una incontinencia de orina del 80% al no seguir una técnica adecuada. Hay otros ejemplos de actividades rutinarias que pueden dañar a nuestro suelo pélvico, como levantar pesos con frecuencia, tocar un instrumento de viento o tener tos crónica.

¿Es solo cosa de mujeres?

La disfunción del suelo pélvico también es frecuente en hombres y genera como consecuencias directas: disfunción eréctil, trastornos de eyaculación, síndrome de dolor pélvico crónico o patrología prostática. El fortalecimiento del suelo pélvico con la realización de gimnasia abdominal hipopresiva y fisioterapia adaptada ayudará a tratar uno de los problemas que afecta al 40% de la población masculina; la eyaculación precoz.

Consejos prácticos

Es superimportante que desde pequeños nos eduquen en la autoexploración genital para conocer bien nuestro suelo pélvico y cómo fortalecerlo.

Hay prácticas muy recurrentes para fortalecer la musculatura del suelo pélvico como:

  • Ejercicios de propiocepción.
  • Practicar deporte de forma moderada.
  • Mantener una buena higiene en la zona.
  • Seguir una dieta mediterránea equilibrada y una correcta hidratación para conseguir el normal funcionamiento de los riñones.
  • No aguantar las ganas de ir al baño, ya que el aumento de volumen de la vejiga afecta negativamente a la musculatura.
  • Realizar ejercicios Hipopresivos y Kegel. Consisten en contener la orina con 10 contracciones de 5 segundos durante tres veces al día, sin dejar de respirar. La gimnasia abdominal hipopresiva sirve para mejorar el tono de la musculatura del abdomen y fortalecer el suelo pélvico. Todos esos ejercicios deben ejecutarse mientras respiramos, ya que si mantuviésemos la respiración estaríamos generando un aumento excesivo de presión intraabdominal.

Herramientas

Desde Herycor se ponen a nuestra disposición productos para trabajar el fortalecimiento del suelo pélvico. ¡Te los contamos!

  • Fitball: Diseñados para la práctica de pilates, estiramientos, tonificación y ejercicios de rehabilitación.
  • Tronco de eutonía: Trabaja la musculatura profunda abdominoperineal según el método 5P. Fortalece el suelo pélvico.
  • Masajeador Raya: Combate la hipertonía de los músculos del suelo pélvico (vaginismo, dispareunia…). Es resistente al agua y está cubierto de silicona apta para el contacto con la piel. Cuenta con 6 modos rítmicos y 16 velocidades. Sus controles son sencillos y sus vibraciones silenciosas. Su interfaz de tres botones (y botón de bloqueo) aportará una estimulación externa e interna.
  • Masajeador Lithea (Bgee): Es un vibrador delgado de punta curva y ovalada que permitirá trabajar el fortalecimiento del suelo pélvico y localizar el punto G. Combate el vaginismo y la hipertonía. Esbelto, con cinco funciones y resistente al agua.
  • Neurotrac simplex: Dispositivo de biofeedback (retroalimentación biológica), de canal único, fácil de usar y perfecto para monitorizar, diagnosticar y abordar problemas musculares como la incontinencia urinaria.
  • Neurotrac myo plus pro: Es una herramienta de electroestimulación profesional para tratamientos avanzados en patologías que precisan de un fortalecimiento del suelo pélvico. Funciona con Bluetooth y posee modalidades de estimulación, ETS y biofeedback. Es ideal para el entrenamiento y evaluación neuromuscular con juegos y plantillas fáciles de utilizar con pantalla táctil.

 

Herramientas de herycor para aprender a cómo fortalecer el suelo pélvico

Para trabajar en el fortalecimiento de tu suelo pélvico confía siempre en los mejores, hazlo apostando por los productos de última tecnología y máximo rendimiento de Herycor.



ENVÍO GRATUITO

Pedidos superiores a 80.00 € IVA incluido

COMPRAS SEGURAS

Compra de forma segura en nuestra tienda online

SATISFACCIÓN GARANTIZADA

Si no queda totalmente satisfecho le devolvemos su dinero (*)

FAQS

Preguntas Frecuentes. Si lo desea póngase en contacto con nuestro departamento de soporte